consejos, novias

¿Estás segura de que ya lo tienes todo atado?

31 Mar , 2017  

Si te vas a casar éste año, es probable que ya tengas todo planificado. ¡Ya empieza la cuenta atrás! Aunque creas que lo tienes todo bajo control, puede que haya algunos detalles que, con tanto estrés, se te hayan pasado por alto. Además, pueden ocasionar algún que otro sobrecargo en el presupuesto. ¿Estás segura de que tienes ya todo atado?

Reserva un juego de invitaciones para el fotógrafo

No hace falta que invites formalmente al fotógrafo, pero sería un detalle muy bonito que pudiera sacarles fotos para poder agregarlas a todas las demás.

Cerciórate de las alergias alimenticias de tus invitados

Puede que alguno de tus invitados no pueda comer ciertos ingredientes que lleven tus plato. Una vez tengas cerrado el catering, pide una lista de alérgenos y asegúrate de que todo el mundo que lo necesite, tenga una alternativa posible. Además, tendrás que tener en cuenta también a posibles veganos o vegetarianos.

Decide qué vas a hacer con lo que sobra una vez todo acabe

La decoración, lo sobrante de la tarta de bodas, la comida, etc. Es importante que hables con el catering o los organizadores antes para no tener que tomar ninguna decisión precipitada ese día.

Comprueba la hora del check-in y el check-out del hotel

Esto es un paso fundamental si, tanto tú como tus invitados, tenéis pensado hospedaros en un hotel. En ocasiones, si no quieres ir con prisas, es posible que tengas que reservar otra noche o quiero dormir hasta tarde el día siguiente.

Pon cubiertos de más para los fotógrafos y, si es el caso, tu wedding planner.

Lo más probable es que alguno de los invitados no aparezca; aún así, debes tener en cuenta a los fotógrafos, y si lo tienes, a tu wedding planner. De ésta manera, tenlo presente a la hora de calcular la cantidad exacta de cubiertos que vais a pagar.

Reserva parte del presupuesto del vestido para las modificaciones

No te gastes tu presupuesto para el vestido íntegramente en el mismo. La mayoría de los diseños requieren modificaciones en el tallaje. También puede que quieras incluir algún que otro detalle. No olvides incluir en el presupuesto la lencería y el velo.

Actualiza el pasaporte

Si te vas a ir de luna de miel directamente después del gran día, asegúrate de haberlo renovado, si es que tienes que hacerlo. Puede ser que tengas que solicitar alguna visa, dependiendo de a dónde vayas a ir, así que es mejor que te enteres bien de todo lo necesario con bastante antelación, para que no te agobie los días próximos a la boda.

Ten en cuenta los posibles imprevistos

Desde una manicura de urgencia, un problema con el catering o con la tarta, etc. Es imposible saber lo que puede fallar ese día, pero si dejas un pequeño colchón para imprevistos, podrás estar mucho más tranquila.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: