consejos, novias

Algunos “truquillos” para las novias con curvas

13 Abr , 2016  

Hay novias que deciden no perder peso antes de la boda; bien por que no quieren o por que no lo necesitan. Las mujeres con curvas lo tienen igual de difícil que una novia con un menor tallaje (en las tiendas suelen encontrarse tallas desde el el tamaño petite hasta la talla 42 o 44 aproximadamente), simplemente han de saber de antemano dónde buscar su vestido de novia. Para esto, es muy importante conocer muy bien su propia silueta y echar mano de alguno de los “truquillos” que vamos a comentar a continuación.

  • En la mayoría de las tiendas no es posible probarse el vestido de tu talla, sino que has de ajustarlo por detrás, viendo así como queda la parte de adelante. Sin embargo, os recomendamos que llaméis de antemano a las tiendas para preguntar qué tipo de tallare tienen en su stock.
  • Antes de salir a lo loco a buscar un vestido por las tiendas, decide que topo de diseño quieres, si uno de raíl, uno de taller o, la variante intermedia, el prêt-à-couture. El primer diseño admite escasos cambios o alteraciones; aunque te permiten ajustarlos a medida la mayoría de las veces todo dependiendo del tallaje. El último se trabaja sobre un modelo de colección, al que se le pueden hacer pequeños cambios como intercambiar el velo por una capa o añadir una sujeción extra en la zona del pecho. Sin embargo, el diseño de taller te ofrece infinitas posibilidades. Puedes escoger la forma del vestido que mejor se adapte a tu silueta, añadirle detalles e incluso elegir las telas a utilizar.
  • Los tejidos cuanto más estructurados mejor. Puedes probar con la tafeta o el encaje en lugar del chiffon.
  • Talla no es sinónimo de silueta. Una mujer con un cuerpo en forma de pera o de triángulo siempre va a tener la cadera más ancha que los hombros, mientras que una mujer con una silueta rectangular siempre va a tener problemas a la hora de ceñir su cintura. No intentes esconder tus curvas, acentúalas, busca la silueta “reloj de arena”, marca cintura con un diseño tipo corsé o sujeta el pecho con un vestido estructurado.
  • Por mucho que te plantees perder peso antes de la boda, lo más probable es que tu silueta siga siendo la misma. Si encargas el vestido y luego pierdes peso podrás hacer los ajustes necesarios y que siga siendo tu vestido ideal. Has de tener en cuenta que la única manera de moldear tu silueta de una forma radical es con un plan de entrenamiento de varios meses, combinada con una dieta pensada estrictamente para ti. Al perder lo más probable que no pierdas tus curvas.
  • El corsé puede ser un elemento clave. Pero ten en cuenta que no has de comprar nada definitivo hasta que tengas el vestido. Si tienes la idea de usarlo ve armada con un sujetador bien ajustado y unas medias a las pruebas del vestido.


2 Commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: