consejos, novias

¿Cómo decidimos a quién invitar a nuestra boda?

26 Ene , 2016  

En los últimos años, se ha visto reducido el número de invitados a las bodas, sobre todo a causa de la recesión económica. El banquete es lo que mayor presupuesto se lleva de la boda. Ya sabemos que el menú es uno de los primeros puntos que revisamos y acortamos a la hora de ponernos a hacer números. Pero no es sólo el menú; cada invitado suma un cubierto, un detalle, más copas y vinos, más sillas, etc. Hoy te vamos a dar unos tips para decidir a quien invitar a tu boda.

1. Haz una lista de prioridades antes que de invitados

Lo primero que debería hacer una pareja que se casa es un borrador con la gente que va a invitar antes de enviar las tarjetas (lo que se debe hacer como muy tarde tres meses antes de la fecha). ¿El motivo? El número de invitados condicionará el coste. Para poder satisfacer los deseos de ambos, lo mejor es realizar una lista con nuestras prioridades: ¿Qué es lo que queremos?¿Una boda con muchas personas y un cubierto asequible? ¿Una íntima en la que podamos estirarnos en el cubierto? La respuesta a éstas preguntas es la que decidirá el tamaño de la lista de invitados.

2. Crea una estrategia

La cifra final de invitados suele variar bastante; por eso es importante mandar las invitaciones  con con antelación, ya que es posible que muchos de ellos no vayan a acudir por diferentes motivos. Dependiendo de la fecha en la que la boda se celebre, habrá muchas “bajas”. Por ejemplo, si es periodo de vacaciones, en una fecha señalada o en temporada alta de bodas. También, factores como los compromisos previos o la lejanía pueden influir. Con tantos agentes de por medio es difícil estimar tan pronto el número exacto de asistentes, pero puedes realizar una estimación (entre el 15 y el 25% serán cancelaciones).

Una idea: elabora primero una lista de personas indispensables y envía als invitaciones. Cuando recibas la respuesta y tengas claro el número de cancelaciones, envía una nueva remesa de invitaciones a quienes se hayan quedado fuera de ese primer grupo.

3. Ten presente el espacio del que dispones

No siempre tienes que ajustar el espacio al número de invitados; hay muchos novios que tienen claro dónde quieren casarse, por ejemplo, en la playa o en una pequeña iglesia. En éstos casos, el aforo ya está limitado desde un principio. Si disponéis de un espacio reducido, podéis utilizarlo también como excusa para aminorar la lista de invitados.

4. Establece unas normas y cúmplelas

En el momento de empezar a escribir nombres sobre el papel, a parte de los conocidos comunes, es conveniente que cada uno realice una lista por separado con las personas que quiere que asistan; siempre respetando unos criterios. Por ejemplo, podéis acordar limitar la cantidad de invitados que vayan a acudir con pareja o hijo. Otra idea es organizar la lista por estratos. Esto quiere decir, con novios en el centro, ir situando a los invitados en orden de cercanía o vínculo afectivo en los círculos siguientes.  De esta manera. será mucho mas fácil recortar la lista si es necesario hacerlo.


4 Commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: