consejos, novias

Que ponerte para acudir a una boda si estás embarazada

9 Dic , 2015  

Siempre el decidir qué ponerse para asistir como invitada a una boda es un reto, pero hacerlo embarazada puede hacer esto mucho más complicado. Si estás en el primer o segundo trimestre de embarazo es posible que aún tengas algo que puedas adaptar en el armario. Sin embargo, llega un momento en el que hay que pensar bien en las posibilidades. ¡No te agobies! A la hora de elegir un vestido busca uno que abrace tu nueva figura y no que trate de esconderla. Sólo hace falta buscar un poco más a fondo y encontrar la prenda que mejor se adapte a esta nueva y maravillosa etapa. Para ayudaros un poco, vamos a dar algunos consejos a aquellas invitadas embarazadas que acudan a un enlace matrimonial:

Vestido corto: para demostrar que no por estar embarazada hay que ir tapada de la cabeza a los pies. Pero no olvides tener presente también los meses de gestación en la que te encuentras, ya que si la tripa es muy grande, podría levantar el vestido y no quedaría muy bien.

Túnicas: Este tipo de vestidos es el perfecto cuando lo que se busca es disimular el embarazo. Además son prendas a las que les sienta bien cualquier adorno que le dé un toque desenfadado pero a la vez atractivo, como collares, pulseras u otro tipo de abalorios, por lo que muchas se decantan por ellas.
Mono largo:  Además de estilizar la figura, pueden llegar a ser la prenda elegante por excelencia.

Palabra de honor: los vestidos de palabra de honor no son algo muy fácil de llevar, y hay que saber cuando se pueden vestir y cuando no, y, al igual que con el vestido corto, su buena aceptación dependerá de los meses de embarazo. Un vestido ajustado al pecho y con vuelo siempre será un acierto.

Recuerda que eres tú quien lleva al vestido. Lo más importante es no dejar en casa una buena actitud. Detalles como el peinado (un peinado alto en vez de suelto puede ayudar a adelgazar las facciones de tu rostro), al igual que el maquillaje correcto, las uñas pintadas y estar bien depilada son todos aquellos elementos básicos que te darán más confianza que cualquier vestido. A medida que has ido creciendo, has ido creando tu propio estilo. No por estar embarazada debes dejarlo atrás. Todo lo contrario; agrega aquellos detalles al vestido que hagan de esa vestimenta algo personal y único.


3 Commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: