consejos, novias

Carruaje de caballos para llevarte al altar

1 Dic , 2015  

Lo normal es que la novia aparezca en un  “cochazo” al llegar a la ceremonia, pero, ¿qué pensáis de cambiar el coche por un carruaje de caballos? No podemos decir que sea precisamente algo nuevo, ya que es un vehículo bastante conocido y tradicional, pero ya sabemos que lo antiguo está de moda ahora. Lo clásico, lo vintage y lo viejo son atractivos indispensables para aquellas personas que buscan cualquier detalle que haga que parezca que se encuentran otro momento temporal. Los carruajes nupciales han conseguido un considerable éxito en éstos últimos años, sobre todo en las zonas rurales. Por temas de logística, en las ciudades resulta más difícil ver éste tipo de transporte. No sñolo por eso, sino porque se necesitan dos policías municipales para escoltar la carroza y así evitar problemas de tráfico, y eso hace que resulte económicamente más complicado.

Normalmente, son los amigos o la familia de los novios los que se encargan de contratar éste servicio para darles una sorpresa. Para que los caballos puedan actuar en la boda, deben ser educados durante un periodo de, al menos, seis meses, y el precio oscila los 600 o 700 euros, contando con que las horas utilizadas no bajan de cinco o seis, ya que el fotógrafo no quiere desaprovechar el carruaje para darle un toque especial a las fotos.

Pero si no lo ves claro, ¿por qué no plantearse acudir en moto? Para todos aquellos a los que les encanta ir sobre ruedas, éste es el transporte perfecto para ese día tan especial. Existen una variedad muy extensa de clases y modelos de motos, por ello, es más fácil poder elegir una que se adecue con el estilo de la boda. Si siempre has soñado con que el amor de tu vida nos recoja en una”super” moto negra, lo tuyo es un estilo más rockero y desenfadado, que comparta relación con las motos Harley Davidson. Si por el contrario te apetece algo más clásico, lo más adecuado sería una Vespa para ir hasta el altar. Eso sí, hay que tener cuidado sobre todo con el vestido de la novia, ya que este suele arrastrar por el suelo y no queremos que nadie se lleve un disgusto. Por último, si sois tan apasionados de las motos que no queréis solamente que se quede en un simple transporte que os lleve y os recoja de la ceremonia, siempre podéis optar por presentar una decoración motera, con cuero y colores oscuros, muy rockeros. Recordad que las bodas son como vosotros queréis que sean, por lo que animaos a arriesgar en cuanto a la decoración del que será el día más inolvidable de vuestra vida.

 


5 Commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: