novia con ansiedad

consejos, novias

6 “tips” para novias con ansiedad

3 Nov , 2015  

Prepárate para la ansiedad!!

  1. Está bien sentirse abrumada

Prometerse hace que te sientas genial, pero una vez empiezas a organizar todos los detalles puede agobiarte un poco. Hay mucha presión para que todo salga bien y, si eres una persona que sufre de ansiedad, lo normal es que éste sentimiento se vuelva más intenso.

Es prácticamente imposible no estresarse en éstas circunstancias, ya que es un evento muy importante en tu vida, pero eso no te convierte en una mala novia. Sé paciente contigo misma y trata de no sentirte mal al respecto.

    2.  No hay nada de malo en estar prometido mucho tiempo

Seguramente te sientas presionada para establecer una fecha inmediatamente. De hecho, probablemente querrás empezar a trabajar todos los detalles, pero es igual de importante tomarte tu tiempo para preparar esos detalles a la perfección. Piensa bien cuánto puedes manejar a la vez para sentirte bien. Ten en cuenta que no siempre te vas a sentir emocionada preparando todo y eso está bien. Habla con tu pareja, decidid que es lo que ambos queréis y, sobretodo, tened en cuenta lo que realmente podéis hacer. No te pongas más presión encima de la que puedes soportar siempre que puedas evitarlo.

    3. No eres una mala persona si odias planear el evento

No es sólo el detalle: De repente la necesidad de tener una opinión sobre todo puede empezar a agobiar y hacerte sentir abrumada. Seguramente seas alguien a la que le guste planificar. Después de todo, la planificación anticipada forma parte de la forma de ser de las personas ansiosas. Pero si empiezas a tener sudores fríos  mientras miras vestidos, arreglos florales, etc, es momento de relajarse. Acude a tu madrina, a tus padres, hermano o amigos para que te ayuden.

Repítete a ti misma, ” no soy mala por que no me guste el proceso de planificación”. La vida que te espera con tu pareja va a ser mucho más memorable de lo que puede llegar a ser ese día, por lo que no te preocupes en exceso por lo que es tan solo una fecha.

   4. Acepta la ayuda de aquellos que te la ofrecen

Si ves que la fecha se está acercando y que no puedes cumplir los plazos, no sufras en silencio. Vete dónde un amigo, hermano o alguien de confianza y dile: “¿Recuerdas que me dijiste que me podías ayudar si lo necesitaba?, pues la necesito”. Hasta con los mínimos detalles con los que te ayuden te sentirás aliviada. Ya sea con una llamada a la floristería, al catering, al maquillador, la peluquería, etc.

Cuando se trata de éste tipo de acontecimientos, las personas a las que les importas quieren estar ahí para ti. LLámales sin dudar y no tengas miedo a pedir ayuda, todo el mundo la necesita.

  5. Está bien que te guste ser el centro de atención

Las personas ansiosas no suelen decantarse por ser el foco de atención, más es algo imposible en su boda. La auto-conciencia no es algo que se suela tener en cuenta hasta ya cerca la fecha, pero es una buena idea hacerlo antes.

6. Está bien ser egoísta y darte prioridad

Te sentirás bastante delicada la semana antes de la boda, incluso aunque hayas ido cuidando cada detalle y a ti misma. Querrás ser agradable con todo el mundo y eso genera ansiedad. Decir que sí a todo lo que te pidan o responder a un sin fin de preguntas de las personas que ni han leído bien los detalles de la invitación. Pero está bien decir que no. Ésta es tu boda, y la primera eres tú.

Lo mejor es que dejes a una de esas personas que te están ayudando que resuelvan éstas cosas por ti. Así resultará mas fácil y menos agobiante.


7 Commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: